Museo Policial, memoria institucional y presente educativo
18 de mayo de 2023  Visto: 664 veces
 
   
         
 

Muchas fechas de celebración son establecidas para hacer visible una situación especial, así como para concientizar sobre algún tema de relevancia social, ese es el caso de la fecha que recuerda a los Museos en el mundo. Por iniciativa del Consejo Internacional de Museos (ICOM) se instituyó, en 1977, al 18 de mayo como Día Internacional de los Museos, con el fin de hacer conocer la importancia de estas organizaciones como medios para el intercambio cultural y su rol de guardianes del acervo cultural de la humanidad.

Siempre fue una acción relevante en la misión policial, el resguardo del patrimonio institucional. Durante años, muchos profesionales de la rama de la historia se ocuparon de mantener vivo el legado de una institución con más de ciento ochenta años de vida, ocupando distintos espacios en el territorio provincial, hasta que se le destina un lugar y se inaugura en noviembre de 2011 el Museo Policial con sede en calle Laprida 460, en la Ciudad de Paraná. Más tarde, en diciembre de 2019, se abre la sala histórica en la Dirección Institutos Policiales, de forma transitoria mientras el edificio de calle Laprida se pone en valor para albergar los elementos y documentos que cuentan la historia policial amalgamada a la provincial.

El Museo Policial depende orgánicamente de la División Relaciones Públicas, Prensa y Ceremonial de la Dirección Ayudantía General, su Responsable Cabo Prof. Rodrigo Lauman realiza, entre sus actividades, acciones de carácter pedagógico y didáctico con los estudiantes cadetes de la Escuela Superior de Oficiales “Dr. Salvador Maciá”. A través del Museo Policial transmite el sentir de la vocación con la ayuda de documentación y elementos para interpretar la historia institucional y observar la evolución de sus prácticas.

El Museo Policial cuenta entre su importante patrimonio con Réplicas de los uniformes que usaran los Dragones de la Muerte, guardia del General Francisco Ramírez en 1820 y la Guardia de Seguridad del General Justo José de Urquiza en 1860, también son elementos que forman parte de su capital, así como documentación referida al registro de Marcas de ganado, entre 1820 y 1850; y armas de diferentes épocas, estilos y características.  

Otros de los elementos icónicos con los que cuenta el Museo, es un maletín “Bertillon”, que se usara como procedimiento para la identificación antropométrica de imputados, teoría superada por la dactiloscopia, identificación biométrica a través de las huellas dactilares.

Tener a mano elementos de la historia policial permite observar el desarrollo de técnicas y prácticas para la prevención de los delitos y la seguridad de personas y bienes; como la colección de chalecos de seguridad con sus características singulares, respecto al peso, curvaturas, tamaño y constitución que, en tiempos anteriores, creaba una estampa que imponía presencia, conformando a quién lo portaba, en una especie de “tanque humano”.

En la actualidad, el Museo Policial está abocado al proceso de conservación de materiales, en especial documentación, a fin de detener el proceso de deterioro, por distintos factores y mantener las condiciones ambientales de conservación necesaria para este tipo de elementos. En esa tarea recibe asesoramiento de profesionales provenientes de otros Museos, como el de Ciencias Naturales y Antropológicas “Prof. Antonio Serrano”.

Su futuro, además de volver a su sede de calle Laprida 460 con las condiciones adecuadas para su apertura a la comunidad; es modernizar y digitalizar el capital de documentos para mejorar la accesibilidad de este material a quién lo solicite.