Día Nacional del y de la Profesional en Informática
11/12/2020
Precisamos de la informática y de las personas formadas en su aplicación, práctica y enseñanza.

Muchas enseñanzas hemos incorporado en estos tiempos de COVID -19, y una en particular es la relevancia de los recursos informáticos para nuestro cotidiano desenvolvimiento social, en su más amplia acepción. Ante la imposibilidad del contacto físico, gran parte de las actividades se comenzaron a desarrollar de manera remota y para ello precisamos de la informática y de las personas formadas en su aplicación, práctica y enseñanza. Quedó demostrado que nos es difícil pensar nuestra realidad despojada de las nuevas tecnologías, al mismo tiempo que abrió la brecha en su accesibilidad. La informática en el devenir social ha sido transversal a todas las disciplinas humanas y a las Instituciones, como colectivo. Si bien su práctica es novel, su ausencia es impensada en los tiempos presentes, con proyección de mayor actividad y aplicación, aún, en el futuro. La fecha que recuerda la actividad y a sus protagonistas se debe al logro del reconocimiento de la personería jurídica de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Informáticas, con sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; situación que instituyó el 11 de diciembre como el Día Nacional del y de la Profesional en Informática. Esta disciplina, de rigurosa formación, aporta a través del estudio, la experiencia y la práctica, modos de optimizar recursos, almacenar conocimiento y difundirlo; mejorar las comunicaciones, así como relacionar acontecimientos y datos para un trabajo más eficiente, conformando espacios más humanos, diversos y plurales, donde prime la nobleza de los seres humanos, en franca conjunción con lo que nos rodea y nos vincula. La Policía de Entre Ríos saluda a los y las profesionales en informática, especialmente a los que conjugan su saber a la vocación y función policial, y les agradece su compromiso y responsabilidad institucional, consustanciado con las necesidades de la comunidad y fortalecido por los lazos de relación que nos convocan a la tarea, en beneficio de toda la comunidad.

Volver Atrás